ECONOMÍA

Metalmecánica y textiles: dos de cada tres máquinas están apagadas

Ambas ramas de la economía nacional trabajan un poco más de un tercio de su capacidad instalada. La elaboración de caucho y plástico tiene en funcionamiento el 44,1% y la producción de minerales no metálicos (construcción) trabaja al 47,2%.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), las industrias metalmecánica y textil son las más afectadas por la recesión, operando apenas por encima de un tercio de su capacidad instalada. En términos generales, el sistema productivo argentino está utilizando solo el 53,4% de su capacidad, un nivel comparable al de los momentos de cuarentena durante la pandemia en 2020.

Este porcentaje se mantiene gracias al auge del sector energético, que está utilizando el 80% de su capacidad en maquinaria. Le siguen la producción de sustancias y productos químicos con un 64,9% y papel y cartón con 63,5%. En contraste, la industria metalúrgica y el sector textil están operando al 38% y 38,5% de su capacidad, respectivamente.

No muy lejos, la producción de caucho y plástico está operando al 44,1% de su capacidad. Un poco más arriba, la producción de minerales no metálicos (construcción) está operando al 47,2%. Otro sector dinamizador, la producción automotriz, está funcionando a la mitad de su capacidad.

Se ha sabido recientemente que la asociación de fabricantes ha solicitado al Gobierno algunas concesiones para protegerse de la posible competencia externa. Esta disminución se produce en un contexto de fuerte contracción del consumo debido a la caída del poder adquisitivo de los salarios.

Aunque el Gobierno destaca su relato macroeconómico, aún no se han observado declaraciones o evaluaciones sobre la situación microeconómica que afecta la vida cotidiana de las personas y las empresas.



Dejá tu comentario